La Octava Resto Bar

La Octava Resto Bar

Un lugar encantador y con una propuesta gastronómica seductora es lo que encontramos en nuestra visita a La Octava Resto Bar, un nuevo lugar ubicado en el Urubó al lado del Hotel Radisson. Y así como nosotras, seguramente tendrás ganas de volver y experimentar cada una de las propuestas que te presenta su menú y el creativo ambiente que te seduce desde que se abren las puertas azules de su ingreso.El buen gusto y la originalidad de su ambientación te transporta a un lugar especial con un decorado ecléctico que cambia a medida que pasan las horas. Tienes la opción de visitar el lugar para un almuerzo de negocios, una cita con tu pareja para compartir un momento romántico o con tu grupo de amigos. A partir de las 10 de la noche la música y la iluminación van creando el ambiente del bar y una sensación más intima para seguir disfrutando de la noche.

Uno de los sectores que nos conquistó en este lugar fue su imponente barra, espacio donde puedes empezar tu experiencia con un delicioso trago de la casa o retar al barman a proponer un trago especial para vos. Una barra acogedora te permite llegar al lugar sin un acompañante, tomarte un trago y una picada, en compañía del barman. Si quieres un espacio más relax puedes quedarte en la terraza, donde puedes apreciar la naturaleza del Urubó.

Decidimos degustar como entrada 3 de sus mas famosos montaditos: Salmón Alaska, Dulce Carpaccio y Patacones. Los montaditos son una de las especialidades de la casa, y vienen con una presentación muy particular.

El Salmón Alaska tiene una base de pan, queso crema, filetes delgados de salmón, acompañados de alcaparras fritas como toping. A los laterales traen una presentación de cocina molecular a base de espinaca y remolacha. La consistencia del salmón estuve suave y las alcaparras le dieron un sabor muy especial.

El Dulce Carpaccio tiene una base de pan y biene acompañado con un queso crema saborizado con ají dulce, pimiento morrón y toping de Pistacho. La mezcla del suave lomito, el queso crema y el toque crocante de los pistacho lo hace un plato exquisito! No te puedes quedar sin probar este montadito.

Los Patacones tienen carne mecheada con base de plátano verde frito, espuma de palta y queso criollo gratinado, seguido de tierra mediterránea elaborada con aceitunas verdes y moradas, y como toque especial flores comestibles. Un montadito muy tradicional caribeño delicioso y muy bien decorado.

El menú de la Octava es tan variado que no pudimos resistirnos a probar un Risotto de quinua, para las personas vegetarianas, y realmente fue una excelente elección, un sabor muy particular ya que viene con una pasta de aji y queso, y su presentación trae un papel de papa, como parte del decorado.

Acompañamos nuestro risoto con una Ensalada Mediterránea, muy fresca que estaba elaborada con queso mozarela fresco, peras y aderezo de la casa.

Para finalizar degustamos un postre delicioso elaborado con Pera, con una reducción de ron y canela, acompañado de helado. Como recomendación elegir este postre en temporada de peras.

Facebook


1 thought on “La Octava Resto Bar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *